Desde primera hora de la mañana, agentes de la Policía Local de Alcalá de Henares y voluntarios de Protección Civil han repartido, en distintos puntos de transporte público de la ciudad, mascarillas.

Desde hoy, llevar mascarillas es obligatorio al hacer uso del transporte público para las acciones permitidas durante el estado de alarma.

En concreto, se han repartido mascarillas en las estaciones de RENFE, estaciones de autobús, así como paradas de autobuses urbanos e interurbanos a lo largo de toda la ciudad.

La Policía Local como Protección Civil continuarán repartiendo mascarillas los próximos días en diversos horarios.

Las mascarillas han sido facilitadas por el Gobierno de España en una actuación conjunta y coordinada entre la Delegación del Gobierno en Madrid, la Federación Madrileña de Municipios (FMM) y el Ayuntamiento de Alcalá de Henares.