Desde ayer, la Plaza de los Santos Niños y las calles San Juan, Tercia y Postigo son zonas peatonales. De esta manera, el Casco Histórico amplía notablemente sus espacios destinados exclusivamente a los peatones.

Esta peatonalización, que se enmarca en el Plan Re-Inicia Alcalá dentro del eje Territorio-Sostenibilidad, permitirá también la instalación de veladores por parte de los establecimientos hosteleros, en la línea de facilitar la actividad económica en unos momentos especialmente difíciles para este tipo de establecimientos y favorecer el turismo hacia un destino seguro y cercano como es Alcalá.

Por tanto, desde ayer se cerró totalmente la circulación de vehículos en las calles: c/ San Juan, Plaza de los Santos Niños, c/ Tercia hasta c/Seises y c/Postigo en el tramo desde c/Cardenal Tavera hasta confluir con la calle Victoria. Solo se permite el acceso para carga y descarga en horario de 8 a 11 horas.

Por otra parte, se generan zonas de coexistencia, es decir, circulación de peatones y de vehículos de vecinos residentes, en la calle en el tramo de la calle Postigo desde la plaza de Santa Ana hasta la calle Cardenal Tavera.

Como consecuencia de la peatonalización, se ha cambiado el sentido de circulación de las calles Empecinado, Santa Clara, La Merced, Siete Esquinas y Arratia, con el fin de mejorar la movilidad en la zona y favorecer la peatonalización sin perjuicio de la circulación de los vehículos.

Además, el Ayuntamiento ha aumentado las plazas de aparcamiento en la calle Andrés Saborit, modificando el tipo de aparcamiento en el lateral derecho de esta calle, pasando a ser aparcamiento en batería marcha atrás (espiga).