El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, a través de la Concejalía de Obras, prosigue estos días con las tareas de reparación y mantenimiento de edificios y espacios públicos de la ciudad. De esta manera, dos de las últimas actuaciones se han llevado a cabo en el Colegio Infanta Catalina y en las instalaciones de la Policía Local de la calle Avellaneda.

En el CEIP Infanta Catalina, ubicado en la calle San Vidal, se ha renovado la acometida de electricidad, así como la instalación eléctrica del interior del centro educativo.

El edificio que alberga la Unidad de Tráfico de la Policía Local, situado en la calle Avellaneda, también ha sido objeto de trabajos de mejora: la brigada de carpintería se ha encargado de desmontar la tarima, para posteriormente renovar la electricidad.

Estas actuaciones se suman al reciente bacheado del aparcamiento del Pico del Obispo, la reparación de la rotonda de la Avenida Doctor Marañón y el nuevo vallado en la calle Marqués de Mondéjar.