El préstamo de libros se realizará con, al menos, un día de antelación, pasando el usuario a recogerlo a partir del día siguiente. El resto de servicios, tales como estudio, consulta en sala, empleo de ordenadores, actividades culturales, etcétera, quedan excluidos hasta que sea posible la vuelta a la normalidad.

De momento, la Biblioteca Cardenal Cisneros será la única que esté abierta a los alcalaínos. La apertura del resto de bibliotecas se irá realizando paulatinamente en las próximas semanas hasta quedar totalmente restablecido el servicio de Bibliotecas Municipales.