Desde el pasado lunes 17 de agosto, el Centro de Atención Primaria Manuel Merino de Alcalá de Henares ha tenido que dejar de atender a sus usuarios ante los recortes de plantilla de la Comunidad de Madrid. Entre las 18 y las 21 horas, los usuarios del centro han visto cómo dejaban de tener atención médica debido a la falta de personal.

Desde el Ayuntamiento complutense, su alcalde, Javier Rodríguez Palacios, ha exigido al Gobierno Regional la “dotación inmediata de personal y medios para los Centros de Atención Primaria de Alcalá”. El primer edil señala en este sentido que la situación que sufren los vecinos y vecinas complutenses es “tremendamente grave e indignante”, y recuerda que “la atención primaria es la puerta de entrada a nuestro sistema sanitario y su papel es fundamental en este momento para que las urgencias hospitalarias no colapsen”. Rodríguez Palacios subraya además que “el Servicio de Urgencias de Atención Primaria del Luis Vives continúa cerrado. Es todo un auténtico despropósito –continuó- y desde el Ayuntamiento exigimos a la Presidenta de la Comunidad de Madrid la inmediata reapertura del centro de salud en su horario completo, con el refuerzo de profesionales necesario, así como la reapertura de los servicios de urgencia del Luis Vives”.

Por su parte, la edil de salud, Blanca Ibarra, ha asegurado que “es una vergüenza que en la situación actual la atención primaria anuncie que reduce su atención. La disminución de plantilla efectiva del Manuel Merino resulta insultante”. Ibarra alerta además sobre el “flaco favor que hace este cierre a nuestro Hospital, que verá como el colapso de la Atención Primaria se traduce en más gente acudiendo a Urgencias, con las consiguientes aglomeraciones”.