El Ayuntamiento complutense viene realizando desde el pasado mes de febrero un constante y minucioso trabajo con el objetivo de poder realizar labores de riegos y baldeos de los espacios públicos de la ciudad con agua no potabilizada, reutilizando para ello el agua subterránea de dos pozos situados en el Parque O´Donnell. Ya el pasado mes de febrero, los concejales de Urbanismo e Infraestructuras y de Medio Ambiente mantuvieron una reunión con la Comisaria de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) que abrió la puerta a una posible solución que hoy parece un poco más cercana para los intereses de la ciudad complutenses.

Seis meses de trabajo y gestiones
Un mes después de la reunión, en el mes de marzo, el consistorio presentó a la Confederación la solicitud de modificación de la concesión para la utilización de estos pozos; una vez estudiada la petición, la CHT solicitó al Ayuntamiento documentación para avanzar en la gestión, la cual ha sido ya entregada formalmente.

El concejal complutense de medio ambiente, Enrique Nogués, recuerda que “esta problemática arranca en 2007, cuando la Confederación prohíbe al Gobierno municipal del Partido Popular el uso del agua de estos pozos sin regularizar la situación, y se agudiza en 2015, cuando la Confederación vuelve a denegar la solicitud al estimar que contravenía el Plan Hidrológico de Cuenca”, al considerar que siendo nuestro municipio abastecido por la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, no podía otorgarse una nueva concesión para satisfacer los usos de riegos y baldeos, ya contemplados en la concesión de la citada Mancomunidad.

Ante la prohibición, el actual equipo de Gobierno ha llevado a cabo un nuevo enfoque, haciendo alusión a incorporar dicha petición dentro de la concesión de agua de Humanes, la primera concesión de la ciudad, que data de 1977. “El actual equipo de Gobierno ha venido trabajando en este asunto con la firme intención de dar una solución y fruto de este trabajo y el diálogo con la Confederación, hemos conseguido avances importantes y positivos”, subraya el edil, quien añade que “la respuesta dada esta semana por el Ayuntamiento a la Confederación es un paso más y nos acerca a una solución que esperamos sea definitiva en las próximas fechas, ya que supone una gran noticia para la ciudad”.