Tal y como anunció el pasado jueves el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, el Ayuntamiento complutense quiere estar cerca y expresar sus condolencias a todos los familiares de las víctimas de la COVID-19. Por ello, además de la Declaración Institucional aprobada por unanimidad en la sesión plenaria, el consistorio alcalaíno ha llevado a cabo en la mañana de hoy un acto en su recuerdo, que ha culminado con la colocación de un crespón negro en uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad: la Puerta de Madrid.

Durante el acto, al que han asistido el alcalde, Javier Rodríguez Palacios, y los portavoces de los grupos municipales: Alberto Blázquez (PSOE), Miguel Ángel Lezcano (Ciudadanos), Marcelo Isoldi (Partido Popular), Javier Moreno (VOX) y Teresa López (Unidas Podemos – IU), se procedió a la lectura de una Declaración Institucional que fue acompañada posteriormente con un respetuoso minuto de silencio.

El primer edil complutense trasladó “en nombre de toda corporación nuestras condolencias y solidaridad a todos los familiares de las personas víctimas del coronavirus”. Rodríguez Palacios recordó que desde hace semanas “todas las banderas del Ayuntamiento y las dependencias municipales ondean a media asta” en memoria de las víctimas, un gesto de homenaje que se verá acompañado a partir de hoy con “un gran crespón negro” en la Puerta de Madrid. El alcalde complutense destacó en este sentido que se trata de “un espacio público representativo y con una gran carga simbólica y de recuerdo, que une, en cierta manera, el camino que se inicia desde nuestra ciudad hasta la Puerta de Alcalá situada en Madrid”, un camino con una de las mayores cifras de afectados por el virus.

El primer edil se dirigió además a todas las personas contagiadas para mandarles un mensaje de “ánimo” y desearles “una pronta recuperación”, a la vez que agradeció “el esfuerzo de toda la ciudadanía de Alcalá”, destacado la necesidad de seguir trabajando desde el diálogo por el bien de la ciudad para superar esta crisis.

Por último, Rodríguez Palacios ha recordado que “no podemos relajarnos, es necesario continuar con el distanciamiento social y la prevención”, y ha vuelto a solicitar al Gobierno de la Comunidad de Madrid que “despliegue los recursos médicos necesarios en las residencias de la región. Solo en Alcalá de Henares hay más de 500 afectados por la COVID-19 en las residencias de la ciudad”. Además, el alcalde ha puesto en valor “las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares para movilizar recursos que nos permitan paliar las consecuencias económicas derivadas de la crisis del coronavirus”.