• Se amplía la manzana peatonal y, por tanto, la zona de bajas emisiones

• Varias calles del Casco Histórico cambian de sentido para favorecer estos cambios

• Se regulariza el acceso al aparcamiento del Mercado 

A partir del viernes 28 de agosto, aumentan las zonas peatonales en el casco histórico de Alcalá de Henares. El Ayuntamiento avanza en la peatonalización del centro de la ciudad y en el fomento de la movilidad sostenible.

La calle Escritorios (entre la plaza de los Santos Niños y la travesía de Avellaneda) y la calle Empecinado (entre la calle Santa Catalina y la plaza de los Santos Niños) pasan a ser calles de acceso exclusivo para residentes y carga y descarga. Además, la calle Santa María La Rica pasa a ser de acceso solo para residentes.

Para esto, varias calles cambian de sentido:
• C/Emperador Fernando• C/Cárcel Vieja• Tramo de la C/ Trinidad entre C/ Arcipreste de Hita y C/ Santa Clara• Tramo de la C/Escritorios entre C/ Gallo y Travesía de Avellaneda• C/Gallo• Travesía de Avellaneda

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha afirmado que “continuamos aumentando la zona peatonal del Casco Histórico con las nuevas calles de acceso solo a residentes. Desde el equipo de Gobierno tenemos el firme compromiso de hacer el centro de Alcalá aún más peatonal y accesible a vecinos, vecinas y visitantes”.

Además, esta nueva configuración permite el uso de calles de la zona centro para el peatón en caso de ser necesarias, potenciando la circunvalación exterior del centro, ampliando la manzana peatonal existente y por tanto la zona de bajas emisiones.

Por otra parte, se regulariza el acceso al aparcamiento del Mercado, cuya entrada será por la calle Carmen Calzado y la salida será por la Plaza Rodríguez Marín.