Esta semana han concluido las obras en la calle Carmen Descalzo, una inversión municipal enmarcada en el eje de inversión pública del Plan Reinicia Alcalá.

La actuación ha consistido en el asfaltado de una calle que, tras la reordenación de la circulación en torno al Casco Histórico y el cambio de sentido de la calle Basilios, se ha convertido en un eje de circulación que conecta el barrio Venecia con la glorieta de Aguadores, especialmente durante los fines de semana y días festivos en los que la calle Colegios es ahora peatonal.