• Con el anuncio de publicación de la nueva normativa regional sobre aforos y medidas para espectáculos públicos, el Ayuntamiento complutense anuncia que no se realizarán conciertos en la Huerta del Obispo a partir del próximo lunes 7 de septiembre 

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares anuncia la cancelación de todos los actos culturales públicos programados a partir del próximo lunes 7 de septiembre en el ciclo de conciertos de la muralla que se celebran en la Huerta del Palacio Arzobispal. Con ellos se dará cumplimiento a las medias anunciadas hoy desde la Comunidad de Madrid por el consejero de Sanidad, que contemplan que las actividades de espectáculos públicos o recreativos en recintos y espacios que no se dedican de manera habitual a dichas actividades no se autorizarán y tampoco los festejos taurinos, hasta nueva orden. 

La edil de Cultura, María Aranguren, ha señalado que “nos entristece por todo el sector cultural, y muy especialmente por los artistas alcalaínos, ya que estaban programadas las actuaciones de Pilar Barbancho, Belén Rodríguez y Pepe Vento”; en este sentido, Aranguren indicó que “a lo largo del fin de semana contactaremos con los artistas para buscar alternativas e intentar planificar de nuevo esas actuaciones para cuando sea posible e informar al público que ya hubiera adquirido su entrada”.  

Respecto a los dos eventos programados para este fin de semana organizados por la empresa privada Sideral Music, sigue rigiendo el actual marco normativo que permite este tipo de espectáculos; esta empresa ha comunicado al Ayuntamiento la disminución del aforo por debajo de las 600 personas, no constituyendo por tanto un evento multitudinario según la Orden 1008/2020 de 18 a agosto de la Consejería de Sanidad, que rige este fin de semana. La edil de cultura ha subrayado en este sentido que “la empresa organizadora ha comunicado a los medios que adaptará las actuaciones de este fin de semana a lo exigido por la normativa, es decir, situando el aforo por debajo de los 600 espectadores, como estipula la resolución de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid”.